Los jesuitas en Europa reiteran su compromiso con refugiados y migrantes

INEA presenta la tercera edición de Bioyantar
21 octubre, 2015
ESADE invita a las patronales y cámaras a “situar la empresa en el centro de sus prioridades”
22 octubre, 2015

La Asamblea de Provinciales Jesuitas de Europa reunida en Roma ha reiterado su compromiso con los refugiados y migrantes. En este marco, se emitido una declaración sobre una especial llamada a la solidaridad. 

Desde enero de este año, cientos de miles de refugiados han llegado a Europa a través de diferentes rutas. Nos entristece profundamente el sufrimiento que han padecido. Estamos impresionados por las informaciones de la muerte de cientos de personas cuando intentaban cruzar el Mediterráneo o asfixiados en camiones tratando de entrar en Europa.

Refugiados

Los que huyen vienen de países en guerra como Siria, Somalia, Eritrea, para ello tienen que abandonar sus hogares, amigos y familia. Buscan de forma desesperada ser protegidos, y para ello se aventuran en viajes muy peligrosos. La mayoría provienen de países que están en guerra abierta. Merecen la protección que normalmente se ofrece a los refugiados y todo lo conlleva.

Hospitalidad y Generosidad

Somos conscientes del gran número de refugiados que han recibido países como Líbano y Turquía, reconocemos la generosidad de estos países y la tensión que supone para ellos en sus estructuras sociales. Reconocemos la generosidad de muchos ciudadanos europeos y de la sociedad civil. Movidos por el drama de los que llegan, muchas personas abren sus hogares y sus corazones.

Nuevas Políticas

  • El actual sistema de control de fronteras no funciona. Estos controles deben reemplazarse por modos seguros y legales para acceder a la protección de Europa. Esto incluye visas concedidas por motivos humanitarios, procedimientos para el reasentamiento y la reunificación familiar.
  • Necesitamos más solidaridad en Europa. Los procedimientos de asilo y las condiciones de entrada no se deberían dejar sólo a los países concretos que están en primera línea como está sucediendo ahora. Se necesita un sistema europeo de asilo más justo y eficaz. En esta situación son fundamentales la hospitalidad y las buenas políticas de integración.
  • Es sorprendente cómo algunos políticos usan la situación actual buscando réditos electorales, promueven el miedo en lugar de tomar iniciativas valientes o diseñar nueva políticas.

Respuesta Jesuita

Queremos mostrar nuestra cercanía, en estos momentos difíciles, a nuestros compañeros, y a sus colaboradores, en el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) en Europa. Especialmente apreciamos las nuevas iniciativas del SJR en Grecia y Hungría.

Queremos mencionar especialmente el trabajo hecho en los últimos años por muchos jesuitas tanto con refugiados como migrantes. Han promovido, de forma incansable, iniciativas para estar con ellos, acompañarlos, ser sus amigos, y acompañarles en el camino de la integración para llevar adelante sus nuevas vidas. Han trabajo de forma silenciosa, con pocos recursos y con discreción. Su trabajo es un testimonio de que la integración es posible, de que a menudo nuestros miedos no tienen fundamento, que culturas y religiones diferentes pueden conversar, que podemos estar junto a otros también con nuestras diferencias, que podemos atrevernos a llamar al otro “amigo”. Un testimonio así es más necesario ahora que nunca.

Un discernimiento que avanza

Como Provinciales y Superiores Regionales de la Compañía de Jesús en Europa seguiremos discerniendo como nuestras Provincias y Regiones puede afrontar mejor esta situación que es un reto. Esto incluye reflexionar cómo educar a los jóvenes en nuestros colegios y universidades en actitudes más compasivas hacia los extranjeros, cómo usar nuestros medios de comunicación para llegar a la opinión pública, y cómo trabajar más y más efectivamente junto con otros en la Iglesia y en la sociedad civil.

San Ignacio de Loyola, nuestro fundador, dijo que el amor y la preocupación por los otros deben ponerse más en las obras que en las palabras. En esa tradición nos comprometemos a construir una Europa en las que “la solidaridad” y la “hospitalidad” no sean sólo meras palabras sino que se conviertan en hechos concretos.

Read the statement in English

Lire la déclaration en française

Leer la declaración en español

CEP2014