Mensajes institucionales

De la carta del P.Adolfo Nicolás, Prepósito General de la Compañía de Jesús, al P. Francisco José Ruiz Pérez, Provincial de España, con motivo de la transferencia a su jurisdicción del Sector de la Educación Universitaria -UNIJES
“Conoce usted bien la relevancia que la Compañía siempre ha dado al apostolado intelectual que, aunque es verdad que no se reduce a la Educación Universitaria, tiene en ella una expresión y visibilidad de gran repercusión e incidencia social. Por eso la Congregación General 35 hizo un llamamiento para reforzar este apostolado “como un medio privilegiado para que la Compañía pueda responder adecuadamente a la importante contribución intelectual que nos pide la Iglesia” (CG35. D. 3, no 39, III).

Nuestra tradición universitaria ha estado siempre comprometida con un profundo rigor científico y con la calidad académica al servicio de la exploración continua de la verdad, y se ha visto reflejada en las palabras del Papa Benedicto XVI: “La Universidad ha sido, y está llamada a ser, la casa donde se busca la verdad propia de la persona humana” (El Escorial, 19 de agosto de 2011). De modo especial, en tiempos de crisis como los actuales, se espera que la Universidad favorezca la investigación de soluciones ante los retos de esta nueva sociedad en construcción.”

“Me indica usted que les queda por delante un largo camino y desafío, no sólo por hacerse sector, sino por serlo. Les animo a ello y les pido que actúen con una gran generosidad y altura de miras. La vida universitaria no puede ceder a la tentación de derivar hacia una búsqueda del éxito según los criterios competitivos que nos rodean. Es fundamental que no se “distraigan” con visiones e intereses locales que sólo pretenden cotas de poder y prestigio. Frente a ello, apuesten por abrir horizontes, deseos e ideales, desde la actitud humilde del que pretende con honradez que el saber se convierta en un sólido instrumento de servicio.”
“Finalmente, expreso a los órganos colegiados de gobierno de UNIJES (Consejo y Junta) mi confianza y les motivo a continuar su misión desde la buena disposición de todos y cada uno de los Centros. El trabajo en red es el mejor modo de canalizar los esfuerzos particulares y comunes del Sector, sin olvidar la necesaria y obligada interrelación con otros sectores apostólicos, con el fin de dar unidad al tríptico fe -cultura – justicia.”


Mensaje del Provincial de España de La Compañía de Jesús. P. Francisco José Ruiz Pérez. Marzo 2013
Os doy mi bienvenida a UNIJES a través de su web.

UNIJES en su nueva singladura se constituye como el Sector de la Educación Universitaria de la Compañía de Jesús en España. Un nosotros diverso y, sin embargo, con deseo de ser concorde: no sólo la suma de centros, sino la multiplicación a la que suele conducir el poner juntos y en servicio recíproco los dones particulares.

UNIJES ha de alzar su mirada por encima de las distintas instituciones para contemplarlas desde varias perspectivas transversales:docencia/aprendizaje, investigación, proyección social, identidad/misión. Todos podéis ayudar enormemente a que UNIJES piense en cuestiones fundamentales, en principios. A nuestro P. General le gustaría decir que vayamos por profundidades, y como él señalaba en un reciente mensaje: “No es cuestión de control o de poder, sino de evaluar si nuestras instituciones siguen siendo y cómo fundamentalmente instrumentos apostólicos y de clarificar su objetivo básico de servicio a la misión de la Iglesia y de la Compañía”. Por tanto, nuestra competitividad pasa por nuestra hondura

UNIJES ha de crear un espacio nuevo de encuentro como “sector” que, tal como se apunta en el documento Estructura organizativa, pretende la convergencia de políticas y estrategias, la conjunción de recursos y actividades y la armonización de estilos y modos de hacer, como condiciones necesarias para lograr los objetivos de la Misión, la significatividad pública y eficiencia práctica pretendida tanto en el sector como en cada uno de los centros que por sí solos difícilmente lo conseguirían en el grado debido.

UNIJES no es una solución de fuerza, de afianzamiento corporativo. Es una posibilidad de creatividad apostólica para la misión universitaria que se nos pide desde la Iglesia. La creatividad apostólica no es exactamente lo que entendemos por pura innovación, ni es resultado sólo de la inversión y utilización de medios. Hay una creatividad para el servicio que únicamente nace en el momento en que se produce el encuentro entre los actores de la misión. En la medida en que aproximemos a nuestros centros universitarios entre sí, en que provoquemos compromiso entre ellos; en la medida en que avivemos la relación entre quienes llevan adelante una misión parecida…, en esa medida seremos capaces de una creatividad apostólica mucho mayor de la que sospechamos. Nuestra competitividad pasa entonces también por nuestra capacidad de alianza.


Mensaje Institucional de Carlos Losada, presidente de UNIJES
Una cordial bienvenida a la WEB de UNIJES.

AYUDAR es el verbo más utilizado por San Ignacio en sus escritos. Es un “ayudar” muy discernido, en el que el protagonismo y la acción es del “subjecto”. Es un ayudar desde el respeto y desde una gran libertad interior que busca en el otro esa misma libertad que le permita crecer como persona.

Las sociedades en las que se insertan los centros de UNIJES viven las tensiones y los retos propios de nuestro tiempo: la sostenibilidad ecológica; la equidad y la justicia; las implicaciones de las nuevas tecnologías (nano y biotecnología, inteligencia artificial, robótica, etc.); los retos de mercado de trabajo, la convivencia social, las libertades públicas, etc. En definitiva, un contexto en el que las personas son impulsadas a vivir desde el individualismo, el gregarismo y la superficialidad, con vínculos muy frágiles con sus prójimos y con su entorno.

Es en esta realidad en la que hay que dotar de contenido al “ayudar ignaciano”. Nuestros centros universitarios deben ser instrumentos para ese “ayudar” a las personas, a las organizaciones y a las sociedades a responder bien ante los enormes retos planteados. Y hacerlo de manera humanizadora, generando más dignidad para las personas, de manera inclusiva, buscando que nadie quede relegado, especialmente por ser más vulnerable, y de un modo que permita intuir, dentro del respeto a la pluralidad propia de nuestras instituciones, la presencia del Dios de Jesús, un Dios siempre a favor de las personas, en solidaridad radical con ellas, y que es fuente de vida y sentido.

La creación de conocimiento (especialmente a través de la investigación), la docencia y el aprendizaje que ofrecemos (cada vez más a lo largo de toda la vida profesional), así como nuestra presencia social acogiendo los debates actuales, son nuestros instrumentos para servir a una misión que nos es dada.

Una misión que se encarna en cada centro y que compartimos en UNIJES, que se configura como una red de universidades y centros de la Compañía de Jesús en España, al servicio de la misión universitaria para, ayudándonos mutuamente, ser mejores universidades (la importancia del sustantivo) y más jesuitas (la relevancia del adjetivo), con una identidad propia y con el propósito de hacer una contribución diferencial que pueda ser útil a las personas y a las sociedades en este contexto de radical cambio mencionado. Y como una red que colabora y comparte misión con otras redes universitarias jesuitas: a nivel europeo, la asociación Athanasius Kircher, y a nivel mundial, la International Association of Jesuit Universities, con más de 200 universidades y centros de educación superior repartidos por los cinco continentes.

De nuevo, mi más cordial bienvenida.

Carlos Losada Marrodán
Delegado del Sector Universitario
Presidente de UNIJES.