Deusto: seminario sobre “crisis y solidaridad”

Resumen del Año 2015 SJ
4 enero, 2016
De la Populorum Progressio a la Agenda 2030
14 enero, 2016

11 de enero se celebró en la Universidad de Deusto de Bilbao un seminario sobre el documento Crisis de solidaridad – Solidaridad ante la crisis elaborado por los sectores de la Compañía de Jesús en España. Fue un encuentro organizado por el Vicerrectorado de Comunidad Universitaria, Identidad y Misión, y por el Centro de Ética Aplicada de la Universidad de Deusto, al que asistieron más de treinta profesores de las universidades jesuitas de Comillas, IQS, ESADE, INEA, Loyola Andalucía y la propia Deusto. 

El jesuita Ildefonso Camacho sj, uno de los redactores del documento, fue el encargado de presentar el texto que, según señaló, parte de la idea de que la superación de la crisis no puede significar el retorno a la situación precedente, sino que debe llevar a transformaciones en la ciudadanía, el tejido social y las políticas públicas. 

A continuación, intervino el vicerrector de Comunidad Universitaria, Identidad y Misión de la Universidad de Deusto, Juan José Etxeberria sj, para quien el documento «interpela seriamente a las universidades jesuitas» y debe servir para evaluar la actividad de la universidad en sus diversas facetas: en la formación que ofrece, en la investigación y en la divulgación del conocimiento, además de contrastarlo también con las relaciones en el seno de la propia comunidad universitaria. También señaló los compromisos que desde la óptica de la justicia y la solidaridad existen en la Universidad de Deusto, recogidos en su plan estratégico, en la actividad curricular, extracurricular, en la investigación y en el plan de acción tutorial.

Por último, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, Eduardo Ruiz Vieytez, subrayó tres aportaciones básicas del documento: la solidaridad como idea clave, la puesta en valor del modelo social Europeo y la afirmación sin complejos del papel de la sociedad civil. También sugirió algunas lagunas, como la necesidad de completar la idea de pobreza con elementos no económicos. Por último, en tono autocrítico, reconoció la necesidad de utilizar el conocimiento de la universidad para ser más proféticos: ahora resulta sencillo señalar los errores cometidos, pero «este documento hubiera sido más valioso en 2006 para advertir de la dirección en la que corríamos».

Tras esas intervenciones se produjo un animado debate entre los asistentes, en el que se discutieron diversos aspectos del documento y su aplicación en el ámbito universitario.

seminario